PROCESO DE REESTRUCTURACIÓN FINANCIERA

La necesidad de llevar a cabo una reestructuración en la empresa surge como consecuencia de causas externas (las crisis, los cambios en los mercados, la fuerte competencia o los aspectos regulatorios), así como por causas internas (no adaptación a los cambios en el mercado, falta de controles operativos o un apalancamiento financiero excesivo).

En los últimos años, los procesos de reestructuración han permitido a muchas empresas evitar el concurso de acreedores. En Lyseis, somos expertos en realizar este tipo de procesos, y ayudamos y apoyamos a las empresas diseñando las estrategias adecuadas para conseguir una recuperación sostenible, incluyendo el plan para la venta de activos como vía para la obtención de una financiación adicional. El proceso de Reestructuración debe tener como objetivo a medio y largo plazo la recuperación de valor de la compañía, y debe ir acompañado de un plan de viabilidad donde se definan los objetivos a alcanzar.

En Lyseis identificamos varias fases concretas para llevar a cabo el proceso de Reestructuración Financiera:

  1. Diagnóstico de la situación.
  2. Estructuración de la Operación y desarrollo de la Propuesta de Reestructuración.
  3. Negociación con bancos y acreedores.
  4. Formalización de la Nueva Estructura Financiera concluida la fase de negociación.

El objetivo es que toda la negociación y formalización conduzca a la empresa hacia la viabilidad futura, de forma estructural.

En Lyseis contamos con los profesionales adecuados en las diferentes áreas para liderar, junto con el órgano de administración de la compañía, el proceso de reestructuración, y alcanzar el objetivo de viabilidad y recuperación estructural de la sociedad.