¿Cuál es la importancia del informe pericial en un procedimiento judicial?

¿Cuál es la importancia del informe pericial en un procedimiento judicial?

El informe pericial es un documento que constituye un medio de prueba en virtud del cual un perito aporta al juez los datos necesarios para valorar la concurrencia y acreditación de los hechos a enjuiciar.

Hay diferentes supuestos por los que un perito puede intervenir en un procedimiento judicial:

– A instancia de parte. Por las partes interesadas en el pleito.

– De oficio. Por el propio órgano jurisdiccional, juez o tribunal, con independencia de la voluntad de las partes.

– En las causas penales, además, por el Ministerio Fiscal, como parte acusadora.

Los abogados utilizan el informe pericial elaborado por los peritos expertos, para dotar de rigor y credibilidad  las pretensiones que formulan. Por tanto, la prueba pericial constituye una fase esencial del proceso en la que el órgano jurisdiccional debe formar su convicción sobre la veracidad de las alegaciones vertidas por las partes en el proceso.

Los informes periciales se formularán por escrito, acompañados, en su caso, de los demás documentos adecuados para exponer el parecer del perito sobre lo que haya sido objeto de la pericia.

El perito no emite juicios de valor, sólo describe hechos y expone conclusiones técnicas en base a su conocimiento de la materia.

Un buen informe pericial debe estar redactado con un lenguaje técnico asequible y comprensible para el Juez, debe ser claro tanto en el cuerpo del informe como en las conclusiones, que deben ser claras y precisas y permitir formarse criterio sobre el tema en cuestión y profundizar en los distintos aspectos, debe contener una buena estructura y fundamentación, y una secuencia lógica de argumentos.

En resumen, la prueba pericial es la actividad procesal por la cual personas expertas en una determinada materia, proporcionan al juez los conocimientos científicos y/o tecnológicos, imprescindibles y necesarios para resolver el debate judicial.

Por tanto, en base a las anteriores afirmaciones en las que se pone de relevancia la importancia del informe pericial, aunque la aportación de este tipo de prueba por una de las partes, pueda conllevar un coste adicional a sumar al resto de costes del procedimiento, el informe es de vital importancia en un procedimiento, dado que permite a la dirección letrada apoyar y acreditar su argumentación jurídica en la opinión de expertos en la materia, los cuales, al contar con conocimientos específicos sobre una determinada cuestión sobre la que la dirección letrada no tiene por qué poseerlos (p.ej. aspectos contables o financieros en un procedimiento laboral), los peritos enriquecen la argumentación jurídica y probatoria, dando al abogado argumentos técnicos que son utilizados para la defensa del procedimiento y un instrumento de gran utilidad para la acreditación de los hechos discutidos, y que son objeto de valoración por parte del juez o tribunal, y de este modo, defender con una mayor base y solvencia la posición de su cliente.

Un buen experto no debe limitarse a realizar un mero análisis de las causas, sino que debe ir más allá, dando argumentaciones técnicas nuevas a la dirección letrada y que sirvan de base a su  línea argumental para la defensa del procedimiento. Sin duda, contar con unos expertos cualificados, incrementa exponencialmente las posibilidades de éxito del procedimiento, y constituye un apoyo fundamental para la dirección letrada del mismo.